topven] Uribe no le cumplió al imperio y teme ser extraditado

Luego de ocho años de gobierno, intentando cumplir la “tarea siniestra contra Venezuela, para salir de Chávez”, que le fuera impuesta por el Imperio yanqui y por la cual fue llevado a la Casa de Nariño, Uribe termina su mandato frustrado, desesperado y abandonado por la Casa Blanca y por el propio Santos, por no haber cumplido la tarea. Santos no lo distancia porque esté en desacuerdo con sus acciones, sino porque sabe que cayó en desgracia con el imperio y hoy no es más que un contaminado “condón usado” al que le sale basurero o extradición.
Hace ocho años el imperio, en su afán histórico de ponerle las garras a Venezuela, selecciona a Uribe para que realice esta tarea, porque sabe que puede presionarlo y chantajearlo, ya que lo tiene en la lista de extraditables por su relación con el narcotráfico. Y Uribe, para salvarse de la extradición, se comprometió con todo lo que el imperio le impuso. Luego de ocho años de intentos infructuosos, en una acción desesperada, enciende el ventilador de estiércol contra Venezuela, desde la OEA, con el apoyo de Insulza. Utiliza para ello a su fiel compañero de fechorías, Hoyos, sujeto con alto prontuario dentro del sistema de justicia de Colombia. Con esta acción en la OEA, Uribe intenta ganar algunos puntos con el imperio. El tiempo lo dirá.
Pero ¿cuáles fueron las tareas que Uribe no logró cumplir? Veamos sólo algunas:
Primera tarea: aprobar dentro de los “procedimientos legales”, la implantación de siete bases militares yanquis en suelo colombiano. Hizo mal esta tarea, ya que irrespetó todos los procedimientos de las leyes colombianas. Por eso hoy, el Poder Judicial de Colombia está impugnando los procedimientos utilizados por Uribe para la implantación de estas bases. Ya esta situación es del dominio del pueblo colombiano (revisar internet). ¡RASPAO!
Segunda tarea: crear dentro del territorio venezolano, un ambiente de desestabilizació n mediante la realización de actos terroristas, acaparamiento de alimentos y artículos de primera necesidad, huelgas, paros empresariales, paros del transporte, acaparamiento de la gasolina, asesinatos de gente inocente, explosión de bombas, guarimbas, secuestros, asesinatos exprés, etc., en las más importantes ciudades, a objeto de crear un clima de zozobra e inestabilidad, para generar y posicionar una matriz de opinión negativa del gobierno, con un doble propósito: por un lado: permitir a la oposición apátrida, la remota posibilidad de ganar las elecciones de septiembre próximo y obtener una mayoría en la Asamblea Nacional. Y por otro lado: crear un escenario de caos e ingobernabilidad que genere un chispazo que ocasione a su vez, una posible intervención externa. Este doble propósito persigue un fin superior: acabar con Chávez. Dentro de estas acciones, encuadra la participación de elementos terroristas como Chávez Abarca y sus cómplices venezolanos como Peña Escluza y otros. Aquí también Uribe salió ¡RASPAO! Porque nuestros servicios de inteligencia, hasta hoy, han neutralizado oportunamente estas acciones.
Tercera tarea: utilizar a Venezuela como paso del narcotráfico internacional, para presentarnos ante el mundo como “país paraíso del narcotráfico”. No lo han logrado. Numerosas y contundentes han sido las acciones de nuestros cuerpos de seguridad en la incautación de droga, como nunca antes. Aquí, igualmente Uribe salió ¡RASPAO!
Cuarta tarea: infiltrar desde Colombia paramilitares para el magnicidio (finca Dactari). No lo han logrado. Nuestro glorioso ejército, los ha repelido y capturado de manera oportuna y contundente, en cada oportunidad. Nuestra frontera está bien protegida. Nuestros Teatros de Operaciones están cumpliendo sus cometidos. Aquí igualmente Uribe está ¡RASPAO!
Y últimamente, el caso del payasito Hoyos. En una acción suicida, típica de los moribundos, de los que sienten los estertores de la muerte, a Uribe el tiro le salió por la culata. Se le transformó en un bumerán, presentando mapas bajados de Google Earth y fotos tomadas en territorio colombiano que a nadie convencieron. Este “delincuente de cuello blanco” se atrevió a exigir plazos, porque sabe que ningún gobierno soberano y menos Venezuela, va a permitir la injerencia en suelo patrio de comisiones extranjeras. Este fue un acto, no para la diplomacia internacional, ni para los tribunales internacionales de justicia, ni para la propia OEA. Fue un acto para las gradas, para que la canalla mediática lo rebote. Aquí también Uribe salió ¡RASPAO! Creo que saltó sin paracaídas.
Detrás de todo esto está por supuesto, la mano del imperio.
Ese moribundo gobierno de Uribe no tiene vida. Ojalá no se le ocurra otra imprudencia en estos pocos días antes del 7 de agosto próximo venidero. Hay que estar alertas pueblo y gobierno.
De todas formas, este incidente ha servido para mucho: inmediatamente el pueblo venezolano cerró filas en apoyo al Comandante, mucho más rápido que cuando el golpe. ¡Guerra avisada no debe matar soldado! Hoy estamos más unidos que nunca: pueblo, PSUV y Fuerza Armada. Y esta unidad efectiva y afectiva, estoy seguro, dará frutos positivos, el 26 de septiembre próximo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: