se retiran, pero no se van.

Por: Pedro Díaz Arcia

Me gusta repetir que tanto en política, como en la propia naturaleza, siempre hay un fondo tras otro fondo. De lo contrario, la fruta terminaría en la cáscara.

¿Hay certeza sobre las razones que motivan la retirada de las tropas estadounidenses de Irak?

Estados Unidos retiró el jueves a sus últimos soldados de combate, después de dejar un trágico rastro de más de un millón de civiles muertos, arrasar el milenario patrimonio de la nación mesopotámica y ocupar su infraestructura petrolífera.

Según el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley, el vacío de seguridad que deja el despliegue tendrá que ser ocupado por guardias privados; aunque queda como retén un ejército de más de 50,000 soldados estadounidenses para “apoyar” la gestión de un régimen que si bien posee un edificio para el Estado, aún no dispone de un gobierno que lo administre.

El Departamento de Estado tiene previsto duplicar la cantidad de contratistas, aumentando el número a 7,000 para reemplazar a las tropas de combate que se han retirado, según “The New York Times”.

La información de la Secretaría de Estado puede prestarse a confusiones.

¿Acaso serán 14,000 los contratistas en Irak a partir de ahora o el aumento anunciado duplica el total de guardias privados, cuya cifra se desconoce?

Crowley advirtió que la contratación de estos guardias privados será “cara”. Entonces, si no es barata, no se trata de unos pocos miles de legionarios.

En el año 2007, más de 180 mil civiles de diversas nacionalidades trabajaban en Irak bajo contratos federales de Estados Unidos.

Un informe del Congreso de la época dio a conocer que la cifra de contratistas en Irak y otros países era de 190,000, superior a la de los soldados en el país árabe y con un gasto ese año de 100 mil millones de dólares, casi el 20 por ciento de los fondos para operaciones en la nación mesopotámica.

Por otra parte, según la reciente información dada a conocer -a bombo y platillo- por el gobierno de Estados Unidos, los contratistas “reemplazarán a las tropas de combate” que se han retirado del país.

El objetivo es que las autoridades locales se hagan cargo de todas las tareas de seguridad interna en el año 2014.

Pero, hace pocos días, el general Babaker Zebari, jefe del Estado Mayor iraquí, consideró que la retirada norteamericana era “prematura”, afirmando que el ejército nacional no estará preparado para asumir el cargo antes del 2020.

¿Se va Estados Unidos de Irak?

Entonces, Estados Unidos ¿se va de Irak?

La respuesta es que se retiran, pero no se van.

Los guardias de seguridad de numerosas compañías, a quienes eufemísticamente se les llama “contratistas”, son “perros de la guerra”. Simples mercenarios sin patria ni bandera, que pululan por miles por el territorio iraquí.

El repliegue del Pentágono puede ser un movimiento táctico: El ejército norteamericano se “lava las manos” en la sangre de la guerra y deja los intereses de Washington, aparentemente, a cargo de las autoridades iraquíes y los mercenarios.

Mientras fuerzas terrestres, aéreas y navales de Estados Unidos permanecen en la región, prestas a intervenir ante la menor amenaza que ponga en peligro sus intereses estratégicos.

Los inocentes “contratistas” contarán con 60 vehículos resistentes a minas, tres aviones y doce helicópteros, con el fin de garantizar la protección de campamentos fortificados en la nación, prevenir ataques mediante un sofisticado sistema de radares y dirigir aviones no tripulados. Además de hacer prácticas de tiro con la población civil.

Se retira la soldadesca de combate de Irak como es usual cuando dejan un sello de garantía a sus espaldas: administraciones títeres en el poder y ejércitos nacionales bajo la tutela del Pentágono.

Cuando los soldados estadounidenses huyen de la lejanía de los desiertos, en una disimulada vuelta a casa, dejan tras su estela sus bases militares, una virtual neocolonia y una famélica seudorrepública con un gobierno vergonzante al servicio de Washington.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: